28
Tue, May

Marco Alfaro (IIMCh): “Si bajamos la ley de corte habrá más producción de mineral”

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Abr 23, 2024

El presidente del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile expone que uno de sus desafíos en el cargo es acercar a los estudiantes a tener mayor participación en la institución y así poder conectar más fácilmente la academia con el mundo laboral.

 

Tras 21 años, Marco Alfaro Sironvalle, Doctor en Geoestadística de la Escuela de Minas de París, asume por tercera vez la presidencia del Directorio del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IIMCh) para el periodo 2024-2025. El profesional también había liderado la institución en 1995-1996 y en 2002-2003.


Para conocer más sobre los retos del ejecutivo en el cargo, Marco Alfaro se refiere en entrevista con MINERÍA CHILENA, a actividades como: la Convención Anual, el Seminario de Fundiciones y Refinerías, los Jueves Mineros; y a temáticas como la baja producción de cobre.


¿Cuáles son los desafíos que afrontará como presidente del IIMCh?

No son pocos. En primer lugar, tenemos el desafío económico, que como en toda institución es importante, más aún después que vivimos momentos difíciles.

El segundo desafío es aumentar el número de socios, reencantar a los socios y socias que existen e incluir a los estudiantes.

Este último punto es importante. Tanto yo, como el vicepresidente del IIMCh, Juan Pablo Vargas, somos docentes universitarios y doctores en minería, por ende nuestra misión será traer gente joven.

En esa misma línea, en un estudio realizado a fines de la década de los 90, nos enteramos de que la edad promedio de nuestros socios (as) era de 54 años, una cifra alta. Hoy tenemos el desafío de encantar a la gente joven y mantener a la gente activa.

¿Cómo apoya el Instituto al desarrollo de la industria minera?

El apoyo del Instituto a la industria siempre ha sido continuo. El IIMCh tiene más de 90 años de historia y ha contribuido a lo largo de los años a varios hitos, por ejemplo, a la creación de Enami, o también recordar de que en una convención del Instituto también se decidió crear el Centro de Investigación Minera y Metalúrgica (CIMM).

Otro hecho que vale la pena mencionar es que aquí se creó la Comisión Minera, que otorga los grados de personas competentes para presentar proyectos mineros y así competir en la bolsa nacional y extranjera.

El instituto ha sido generador de propuestas importantes y eso se ha visto reflejado durante nuestras convenciones, pero también tenemos contactos totalmente importantes con empresas mineras, sobre todo al realizar la convención, ya que durante muchos años se hizo en ciudades donde alguna empresa nos recibía y acompañaba a organizar el evento.

¿Qué percepción tiene acerca de que la producción minera esté estancada en términos de crecimiento?

Todas las minas se explotan con ley de corte del orden de 0.4 (de 0.4 hacia arriba va a la planta y de 0.4 hacia abajo va a un botadero), entonces yo he calculado que este 0.4 o más, es demasiado alto. Si bajamos la ley de corte habrá más producción de mineral, de menor calidad, pero más cobre fino al fin y al cabo que es el que se vende.

Antes, el criterio que existía para explotar una zona era mayor que la ley de corte, es decir, ¿paga su extracción y su proceso? sí, pero ahora le exigen más, y al ocurrir esto hay menos cobre fino y ganamos menos.

Nadie estudia este tema porque es técnicamente conflictivo. Todas las minas parten de una gran producción (por ejemplo 60.000 toneladas al día) y después empieza a bajar la ley porque ellos le exigen mucho a la mina.

Está demostrado que entre más baja sea la ley de corte, más dinero ganará la empresa minera, más cobre fino tendrá la empresa. Pero hay que bajar la ley de corte hasta el momento en que no se pierda plata.

Lo que si manejamos es la recuperación de las minas. Podríamos hacer esfuerzos con las universidades, cursos, etc, para mejorar la recuperación. Si yo exploto una roca que tiene un kilo de cobre no me devuelven el kilo, me salen 900 gramos, entonces, lo ideal es que eso lo podamos subir para que llegue lo más cercano al kilo.

Yo fui muchos años persona competente en el Salar de Atacama, que es donde está el litio. Cuando yo trabajé ahí por más de 15 años, la recuperación del litio era del 47% en SQM, muy baja, mientras que en Albemarle era del 57%. El estado debería tomar a ingenieros de ambas compañías y ayudar a que la empresa que tiene menos recuperación logre un mayor porcentaje.

Lo otro que nosotros podemos manejar es el costo. El costo nuestro es insumo, mano de obra, etc. Deberíamos darle prioridad a la Inteligencia Artificial que ahora recién se aplica a la minería con mucho éxito.

En este tercer mandato, ¿en qué etapa de su vida asume esta responsabilidad?

En una etapa muy especial, porque yo estaba jubilado y resultó que nos reunimos con algunos colegas y decidimos hacer esta aventura. Yo he sido dos veces presidente del IIMCh y ya la tercera es la vencida.

Además, este nuevo desafío me encuentra con nuevos proyectos académicos, que es a lo que actualmente le dedico mi tiempo. Yo estaba retirado de mis actividades académicas también. Hacía un sólo curso en la Universidad San Sebastián, un curso en el Magíster en Geología en la Universidad Católica del Norte y un curso en la Universidad de Concepción en el Magister de Mineralogía aplicada. Era un trabajo aliviado.

Pero, este año en la Universidad me pidieron jornada completa ya que en Minería hay poca gente con doctorado en el área minera, en explotación de minas. Así es que bueno, tendré que dedicar el tiempo a ambas tareas sin descuidar ninguna.

¿Qué actividades contempla el IIMCh para este 2024?

Una de las actividades que tenemos es la realización de nuestra Convención Anual. Que esperamos hacerla en algún lugar fuera de Santiago, nos gustaría repetirla en Iquique. También está el Seminario de Fundiciones y Refinerías el cual se hace todos los años, en este 2024 lo haremos en Concepción, en las dependencias de la Universidad de Concepción, ya que es una institución muy fuerte en el área de metalurgia extractiva y pirometalurgia.

Además, estamos preparando un congreso mundial de cobres porfídicos. En 1980 se realizó el primer congreso mundial de cobres porfídicos que, desde esa fecha hasta hoy, la definición y modelos geológicos, mineros y metalúrgicos de lo que es un cobre porfídico ha cambiado mucho, entonces bajo esos nuevos escenarios, tenemos la intención de hacer este congreso.

¿Cómo apoya el Instituto a la integración de los estudiantes al mundo minero?

Yo soy profesor universitario (USS) al igual que el vicepresidente (de la Usach), nosotros queremos traer gente joven. Yo sin ser presidente traje dos estudiantes en práctica para un proyecto de investigación sobre el congreso internacional de cobre porfídico. Nuestro objetivo es acercarnos a los estudiantes.

Nosotros le damos premio a los mejores estudiantes de distintas universidades, “Juan Brüggen”; “Ignacio Domeyko”; “Federico Scotto”, “Lucien Coudurier”, y “Horacio Aros”. Los mejores estudiantes postulan al premio y al finalizar se galardona a uno por universidad. Esto hace crecer la competitividad de los estudiantes.

Estos premios son muy importantes para insertarse después en la industria. Octavio Araneda fue mi alumno en la Universidad de Chile. Un cierto día me llaman desde El Teniente pidiéndome un estudiante para que fuera a trabajar para allá. Esa vez, llamé a Ernesto, jefe en El Teniente y le comenté que tenía un candidato que no era minero, sino que metalurgista. Me respondió que él necesitaba alguien minero y yo le comenté que este estudiante era premio Brüggen y me dijeron ya, que mañana mismo se presente acá en Maitenes.  Ese es el nivel de importancia que tiene el premio para los estudiantes.

 

fuente: Minería Chilena