Eficiencia energética: Minera Antucoya evalúa bombas de calor para mejorar procesos productivos

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La iniciativa cuenta con el apoyo técnico de la GIZ en Chile, con un estudio que determinó un costo de inversión de $420 millones, y un costo de operación de $89 millones, alcanzando un consumo anual de energía de 290 MWh, lo que traduce en un ahorro de 1.231 MWh anuales.

En el marco del proyecto Eficiencia Energética en Minería del Programa Energías Renovables y Eficiencia Energética de la GIZ en Chile, se implementó un apoyo técnico dirigido a empresas mineras, para evaluar oportunidades de mejora energética en sus procesos productivos.

Una de las empresas seleccionadas fue Minera Antucoya, la cual utiliza acumuladores eléctricos para el sistema de producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS) en sus 22 pabellones de alojamiento del personal. La minera solicitó entonces una asesoría técnica a GIZ para evaluar distintas tecnologías en función de disminuir el consumo de energía en el proceso de calentamiento de ACS.

En el estudio se evaluaron distintas tecnologías: bombas de calor (BdC), calderas de condensación, calefón de condensación y calefactores eléctricos, siendo analizados criterios económicos, de eficiencia energética e impacto medioambiental.

Además, se estudió la incorporación de paneles solares térmicos como apoyo al sistema de producción de ACS, dado que esta solución conlleva una disminución de la demanda energética por concepto del aumento de temperatura del agua.

Resultados
Los resultados del estudio concluyeron que la mejor tecnología en función de su aplicabilidad son las bombas de calor, debido a su alta eficiencia energética y que presentan menores costos operacionales, en virtud de un menor consumo energético y, por consiguiente, una menor emisión de gases de efecto invernadero al compararlas con las otras alternativas. Sumado esto, se agrega un aporte solar del 41%, con una superficie de 364 m2 de paneles instalados. Esta solución corresponde a un trade off entre criterios económicos y beneficios medioambientales.

Se determinó que la implementación del sistema con bombas de calor para la producción de ACS, tendría un costo de inversión de $420 millones, y un costo de operación de $89 millones, alcanzando un consumo anual de energía de 290 MWh, lo que traduce en un ahorro de 1.231 MWh anuales, respecto al caso base. Además, con esto se evitarían 515 toneladas de CO2 al año.

Además, hasta el 2 de julio están abiertas las postulaciones para recibir apoyo técnico en eficiencia energética en minería enfocada en pequeña y mediana minería, las bases y anexos.

Más información en este link.

Fuente: Minería Chilena