La minería durante la Colonia

Cultura e Historia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras los rumores de que se escondían ricos yacimientos de placeres auríferos que configuraron en los primeros cincuenta años la principal rama económica de la nueva tierra conquistada.

Es de conocimiento general que el principal interés de los conquistadores españoles se centró en el oro y la plata. El rumor de la existencia de ricos yacimientos llevó a Diego de Almagro a recorrer desde Cuzco —en 1536— hasta Copiapó. Algunos años después, en 1541, Pedro de Valdivia fundó la ciudad de Santiago.

Tras los rumores de que se escondían ricos yacimientos de placeres auríferos que configuraron en los primeros cincuenta años la principal rama económica de la nueva tierra conquistada. Sin embargo, la plata no fue extraída y el cobre fue utilizado solamente para los artefactos de cocina locales y herramientas. En casos aislados, se exportó cobre a Perú para la confección de cañones.

A partir del siglo XVIII, cuando los ricos yacimientos de arenas auríferas parecían agotarse, comenzó la extracción de oro a partir de vetas muy productivas. Esa nueva actividad minera contribuyó no solo a que aumentara a corto plazo la producción de oro, sino que también trajo como consecuencia el descubrimiento de yacimientos muy ricos de plata. Ya hacia mediados del siglo XVIII, cuando crece la demanda por el cobre y su precio aumenta, el cobre chileno entra por primera vez en Europa (España). Hacia fines de dicha centuria, Chile exportó alrededor de 500 toneladas, una cantidad que correspondió a cerca del 40% de la producción anual del país.

Hasta ese momento se produjo cobre exclusivamente mediante la reducción de los minerales oxidados con madera y carbón de leña en hornos de fundición desarrollados en Chile (figura 1). Estos hornos eran relativamente pequeños, de fácil instalación y la mayoría estaban dispuestos a los pies de las minas, siempre y cuando se dispusiera de madera como dispensador de energía.

Figura 1: Hornos de fundición que se utilizaban para trabajar el cobre en Chile

Dado que hasta mediados del siglo XIX casi no existieron redes de caminos en el norte chileno, el transporte de minerales con mulas o con carretas tiradas por bueyes era dificultoso o simplemente no era rentable. Sólo el cobre metálico en barras pudo cubrir parcialmente los altos costos del transporte desde la mina y los hornos hasta el puerto, y desde allí seguir por mar hasta España.

Esta columna está basada en el artículo "Panorama de la producción y comercialización de cobre chileno en el mundo a lo largo de la historia", publicado en el libro "La gran minería en Chile" (Ocholibros, 2014)