Codelco planea construir mega-desaladora para abastecer operaciones del norte

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Estatal firmará en los próximos días un contrato para iniciar las obras de construcción del ducto y la planta desaladora vinculada a RT Sulfúros. Pero el directorio aprobó una fórmula para ampliar su capacidad, y así abastecer a Chuqui, Ministro Hales y Gaby.

La situación de abastecimiento de agua en las operaciones mineras de la Región de Antofagasta es crítica. Así de tajante fue ayer el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, al referirse a los principales problemas que enfrenta la corporación para desarrollar sus proyectos de futuro.

Lo anterior obedece principalmente al crítico escenario que enfrenta el abastecimiento de agua dulce a nivel nacional y sobre todo en el norte, donde los acuíferos no están dando abasto para permitir el normal funcionamiento de la actividad minera y satisfacer el consumo humano.

Por ello Codelco, que mantiene cuatro operaciones en la región (Chuquicamata, Radomiro Tomic, Ministro Hales y Gabriela Mistral) ha decidido poner sus fichas en la desalación de agua de mar, a partir del proyecto RT Súlfuros que modernizará la división Radomiro Tomic.

El plan es partir con una planta de unos US$500 millones que permitirá abastecer a esa unidad. Sin embargo, el directorio decidió construir una planta modular, que podría crecer en hasta tres veces respecto de lo inicialmente proyectado. Así, podría llegar hasta los 1.800 litros por segundo, lo que satisfaría los requerimientos de todas sus divisiones del norte y, eventualmente, para consumo humano de la ciudad de Calama.

Según señaló el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, la decisión de la empresa es invertir del orden de US$500 millones en el norte para abastecer de agua a la nueva concentradora de RT.

“Está adjudicada la instalación en Tocopilla de una planta desaladora. El primer módulo nos aportará 630 litros por segundo. La semana que viene se firman los contratos para comenzar con la construcción por parte del contratista. Esta planta desaladora va a tener dos módulos más hasta llegar a producir 1.800 litros por segundo. Está asignado del orden de 190 kilómetros de cañerías de 44 pulgadas para llevar el agua desde Tocopilla hasta RT de agua industrial que se puede potabilizar fácilmente”, dijo Pizarro, quien ayer participó de una sesión especial sobre Codelco en la Comisión de Minería y Energía del Senado.

“Nosotros vamos a generar el impacto en Calama y estamos viendo que este tema de la sequía suma y sigue, por lo tanto, la decisión está avanzada y no hay alternativa: o hay agua desalada o no hay minería”, dijo Pizarro, quien agregó que las faenas de Codelco con ley sobre 0,6% de cobre pueden pagar el uso de agua desalada, pero que faenas bajo 0,3% sencillamente no. “Afortunadamente nosotros podemos”, añadió.

Frente a la pregunta de si Codelco podría usar agua de mar de manera directa, Pizarro agregó que aunque es una alternativa factible y más económica, el proyecto no fue concebido así. “Decidimos no usar agua de mar, y voy a ser honesto, porque nuestros ingenieros en su momento no se atrevieron porque la primera faena que sí se atrevió, que fue Esperanza, generó una curva de aprendizaje; es perfectamente posible usar el agua de mar: impacta la recuperación del molibdeno y los relaves, pero ambas cosas tienen solución. La parte negativa es la agresividad que tiene el agua salada pero hay un trade off que avala su uso”, dijo.

El ejecutivo presentó las proyecciones de producción, excedentes y costos de la estatal. Se espera para este año un total de excedentes de US$2.142 millones, cayendo a US$2.004 el año que viene y a US$1.731 en 2017. La producción, en tanto, pasará de 1,703 millón de toneladas este año a 1,671 en 2016, 1,663 millón en 2017 y 1,551 millón de toneladas de cobre fino en 2018. El total de costos y gastos pasará de 219 centavos de dólar este año a 249 en 2016 y 259 el 2017, mientras que el costo de caja (C1) aumentará de 142 centavos de dólar este año a 152 centavos de dólar en 2016 y 157 el 2017.

Fuente: Pulso