Hacienda coloca bonos por US$ 2.052 mills. y una parte irá para capitalizar Codelco

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se trata de dos emisiones, una por 800 millones de euros y otra por US$ 1.060 millones. El ministro Alberto Arenas destacó las bajas tasas logradas. 

Luego de dos años, Chile volvió a emitir nuevos bonos soberanos en los mercados internacionales. El ministro de Hacienda, Alberto Arenas, anunció ayer miércoles desde Nueva York la emisión de papeles por 800 millones de euros y US$ 1.060 millones, lo que suma el equivalente a US$ 2.052 millones en total, la emisión más grande que ha hecho Chile desde 1990.

El bono en euros lo colocó a un plazo de 10 años y logró una tasa de rendimiento anual de 1,745%, la más baja que haya obtenido Chile para esta divisa. Esta tasa equivale a un spread de 75 puntos básicos por sobre la tasa libre de riesgo en euros.

La colocación en dólares fue de US$ 1.060 millones también a 10 años y alcanzó una tasa de interés de 3,185%, equivalente a un spread de 90 puntos base sobre los bonos del tesoro estadounidense. Si bien esta tasa fue baja, no logró superar la del bono colocado en 2012 por el ex ministro Felipe Larraín, que obtuvo una tasa de 2,379% y un spread de 55 puntos base sobre los papeles del Tesoro.

Del total colocado ayer, US$ 1.500 corresponde a deuda neta y US$ 552 se destinaron a recompra de bonos soberanos chilenos.

"Los recursos de esta emisión serán ingresados en las arcas del tesoro público y serán usados para la capitalización de Codelco en función de la ejecución de su plan de inversión", afirmó Arenas desde Nueva York.

La emisión en euros tuvo una demanda que llegó a tres mil millones de euros, es decir, 3,75 veces el monto de la emisión final. Mientras, la demanda por el bono en dólares llegó a US$ 3.732 millones, 3,5 veces superior a lo que colocaron.

El ministro Arenas dijo que los objetivos de la colocación fue aprovechar las bajas tasas de interés vigentes en el mercado y generar una nueva tasa de interés de referencia ( benchmark ) para las empresas chilenas que buscan financiamiento en los mercados internacionales.

Axel Christensen, director de Estrategia para América Latina de BlackRock, dice que por las bajas tasas, este fue un momento oportuno para la colocación de los bonos, visión compartida por los analistas.

Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, dice que uno de los objetivos de este endeudamiento sería financiar el mayor déficit que tendrá Chile el próximo año. Si bien el gobierno tiene proyectado un déficit de 1,9% del PIB para el próximo año, los economistas ya ven una cifra más cercana a 3% del PIB debido al bajo crecimiento de la economía y el menor precio del cobre.

Ignacio Briones, ex coordinador de finanzas internacionales de Hacienda, dice que es natural que el gobierno recurra al endeudamiento en el exterior, ya que el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) está hecho para momentos de "gran crisis" y habría que ocuparlo en momentos en que el gobierno no tenga buenas condiciones de acceso a los mercados, como pasó en las crisis de 2009.

Desde su creación, la rentabilidad anualizada del FEES ha sido de 3,8%, una tasa mayor a la que se endeudó Chile ayer.

Fuente: El Mercurio