Jueves Minero: “Comportamiento Sísmico de las Presas de Relaves en Chile”

Jueves Minero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Continuando con el ciclo de jueves mineros, Ramón Verdugo Alvarado, Profesor de Ingeniería Geotécnica y Socio fundador de la consultora CMGI Ltda, fue el encargado de dictar la charla el pasado 20 de agosto.

El método de construcción aguas arriba es definitivamente el más económico de construir, pues requiere una significativa menor cantidad de arenas cicloneadas (o material de empréstito) y permite un mayor volumen de relaves almacenados. Sin embargo, resulta en depósitos altamente inestables.

“El diseño de las presas de relaves en Chile está marcado por el colapso de la Presa El Cobre ocurrido el 28 de Marzo de 1965. Esta catastrófica falla, que involucró a más de 200 víctimas fatales, hizo reaccionar al Estado de Chile y a la comunidad de ingenieros, dando origen en el año 1970 al Decreto Supremo No. 86, que regulaba el diseño, operación y construcción de los depósitos de relaves en el país”, contó Ramón Verdugo.
Según el expositor, “estos son los puntos clave del ds 86 en las características de los depósitos de relaves en Chile:

• Obliga a la construcción de muros con crecimiento aguas abajo o eje central. Quedan fuera de las alternativas de construcción muros desarrollados con el sistema de aguas arriba.
• Explícitamente introduce en los proyectos de tranques de relaves el uso de la Mecánica de Suelos e Ingeniería de Fundaciones.
• Obliga a evaluar el Factor de Seguridad y que los prismas resistentes sean diseñados con FS ≥ 1.2
• Introduce el concepto de Distancia Peligrosa
• Introduce el riesgo del depósito al tener presente la cantidad de habitantes en la distancia peligrosa y según esto modificar el nivel de la solicitación sísmica.

“Las presas de relaves permanecen como estructuras de suelo, mucho más allá en el tiempo de lo que dura la operación minera. Esto en la práctica implica que se debe garantizar la estabilidad de las presas de relaves después que la actividad minera ha terminado, es decir, para el denominado período de abandono de la presa de relaves. En un país de alta sismicidad como Chile, la condición de abandono implica que el análisis de estabilidad sísmica debe tener presente la ocurrencia del denominado Sismo Máximo Creíble (MCE: Maximum Credible Earthquake). En un escenario sísmico extremo, es posible incluir el efecto del envejecimiento en la resistencia a la licuación de los relaves”, finalizó Ramón.