IIMCh presenta libro sobre la historia de Andina

Cultura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El presidente del Instituto fue el encargado de presentar el libro “Río Blanco y Andina, visión de chilenos”, que fue lanzado en una ceremonia que se realizó en la sede de Codelco Andina, en la ciudad de Los Andes.

 

Un libro que recorre la historia y los grandes hitos de la actual división Andina fue lanzado por Codelco en una ceremonia que contó con la presencia de importantes representantes del Instituto de Ingenieros de Minas, encabezados por su presidente, Luis Sougarret.

El libro "Río Blanco y Andina, visión de Chilenos", fue escrito por la historiadora y socia del IIMCh María Celia Baros, y es fruto de un largo trabajo de investigación que fue apoyado tanto por Codelco Andina, como por la Corporación Minería y Cultura y el propio Instituto.

La obra fue presentada precisamente por el presidente del IIMCh, Luis Sougarret, quien destacó el aporte del libro para rescatar la historia de Andina, que durante mucho tiempo fue una de las divisiones más jóvenes de Codelco, y que hoy se proyecta con “grandes expectativas” por sus planes de expansión.

“Estamos contentos con el futuro auspicioso que posee esta división, ya que es algo que va mucho más allá de lo que pudimos haber soñado, llegando a ser el yacimiento minero más grande del mundo", dijo Luis Sougarret en el marco de la ceremonia de lanzamiento que se realizó el pasado martes 18 de octubre en el edificio institucional de Codelco Andina, en la ciudad de Los Andes.

“Celia (Baros) ha recorrido los profundos parajes de esta empresa y ha descubierto los más recónditos lugares para sacar a la luz novedosos pasajes de la historia, que nos cuentan el histórico devenir de Andina”, agregó el presidente del IIMCh, además de comentar el rol que le cupo al Instituto en la concreción de este libro.

“Recuerdo que hace unos años, Celia Baros, nuestra historiadora, nos había solicitado el apoyo del Instituto a través de nuestra Comisión Cultural, para enfrentar este desafío que significa relatar la historia de este gran yacimiento. Se veía un trabajo arduo, partiendo por convencer a los ejecutivos de la importancia y necesidad de financiar este trabajo y luego efectuar la obra. Hoy vemos con satisfacción que la tarea está cumplida”, expresó Sougarret.

Documento histórico

Por su parte, el gerente General de la división, Armando Olavarría, destacó el gran trabajo de investigación que desarrolló la autora durante alrededor de tres años, lo que convierte al libro en un valioso aporte para la historia minera de Chile.

"Creemos que este documento histórico, se ha transformado en un gran aporte para nuestra división, la industria minera y el país. Son 41 años de generación de valor para el país que revela este libro, que nos muestra la historia y lo que hoy tenemos para el futuro con el proyecto de Expansión Andina 244", dijo Olavarría.

"Potenciar nuestro yacimiento e historia, nos invita a seguir creciendo, puesto que tenemos reservas estimadas en unos 6 mil millones de toneladas. Nuestro próximo proyecto, Expansión Andina 244, habla de nuestros planes de querer seguir creciendo de manera sustentable. Es decir, crecer de manera coherente con el medio ambiente y el desarrollo de nuestra empresa", agregó.

Patrimonio de la gran minería

El libro “Río Blanco y Andina, visión de chilenos”, es el cuarto libro de Celia Baros dedicada a la historia minera del país. Antes, había escrito trabajos similares sobre la actual división El Teniente, y sobre las faenas Salvador y Potrerillos.

“La idea (con estos libros) es ir abriendo el patrimonio histórico de la gran minería del cobre en Chile, que tiene más de 100 años”, explicó la autora, quien se mostró muy satisfecha de finalizar este trabajo que permite agregar un nuevo capítulo a su gran sueño: construir una gran enciclopedia del cobre, para que cada yacimiento chileno “tenga su historia y pueda recopilar su pasado”.

“Queremos seguir con esta línea historiográfica, para que podamos resaltar con el tiempo lo que ha sido el trabajador del cobre, la comunidad de los campamentos, la explotación, y sobretodo, estos pasados (de faenas mineras) que están tan escondidos. Porque si bien hay documentación, hay que buscarla”, agregó.

La historiadora también resaltó el papel del Instituto en estos libros, señalando que el IIMCh siempre tuvo “muchísimo que ver”, con estas iniciativas.

“Cuando yo planté hacer la historia de El Teniente en su momento, hace casi 15 años, fue el Núcleo O’Higgins del Instituto el que se interesó por esta obra que estaba en bruto, haciendo su aporte técnico con correcciones, y posteriormente, dando la idea a la división El Teniente para que (el libro) se llevara a cabo. Del mismo modo, la historia de El Salvador y Potrerillos también nació del Instituto. Además, fue la primera obra que editó la Corporación Minería y Cultura acogiéndose a la Ley de Donaciones Culturales. Por lo tanto el Instituto ha estado ligado a esto y es el que empuja, junto con Codelco, todas estas iniciativas”, añadió.