Ministra de Minería: Enami no está a la altura que debería

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Empresa Nacional de Minería presenta pérdidas por US$67 millones y una deuda de US$250 millones. Con el fin de enfrentar este adverso escenario, la secretaria de Estado pidió autorización al Ministerio de Hacienda, para endeudarse por US$300 millones.

La ministra de Minería Aurora Williams, ya va a cumplir dos meses a cargo de una de las carteras más importantes en el ámbito económico y con bastante sencillez y fuerza se refiere a varios temas que le preocupan desde que llegó al piso 9 de Teatinos 120.

La actual situación de la Empresa Nacional de Minería (Enami), que tiene pérdidas por US$67 millones y una deuda de US$250 millones, además de lo “rezagada” que está la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) y la importancia de fortalecer al Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernaogemin), son los puntos esenciales dentro de la agenda de la actual administración.

“Encontramos situaciones que de alguna manera son recogidas en el programa de Gobierno, porque los énfasis que queremos dar no son necesariamente los que tenía el Ministerio, para nosotros es muy importante el reforzamiento institucional, y ahí encontramos que en los organismos dependientes hubo debilitamiento de los objetivos y de la visión que cada uno debía tener”, aseguró la secretaria de Estado a Terra.cl

La complicada situación de la ENAMI

Una vez que asumió el cargo, el vicepresidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Minería, Roberto Groote denunció las irregularidades al interior del organismo estatal, porque a las pérdidas monetarias y a la deuda por US$250 millones, se sumó el extravío de 200 mil toneladas de material desde las zonas de acopio de las plantas de Taltal y Salado.

Algo que hizo pedir a la ministra Williams, una excepción al Ministerio de Hacienda, para endeudarse por hasta US$300 millones. “Tenemos una empresa con un déficit ‘inversional’ importante, la infraestructura que actualmente tiene Enami está con problemas y de alguna manera compromete el futuro de determinadas áreas; el caso más conocido es la fundición de Paipote, que debe cumplir una norma al 2018, y en la situación actual no estamos en condiciones de cumplirla. A eso debemos sumar aspectos de procesos que se deterioraron de forma importante, efectivamente recibimos una Enami que no está a la altura de lo que debería ser la Empresa Nacional de Minería con el posicionamiento mundial que tiene”, sostuvo Williams.

La ministra de Minería aseguró que al asumir el cargo, se encontraron con “una empresa que perdió el rol de fomento que es la esencia de Enami, para lo cual fue creada y en eso hay un trabajo muy fuerte que hacer, que guarda relación con la organización, con el plan de inversión que requiere y además con fortalecer y trabajar de manera muy armónica con los trabajadores mineros”.

Sernageomin: "No basta con aumentar los fiscalizadores"

El actual Gobierno quiere fortalecer el rol de Sernaogemin como fiscalizador, mejorando la calidad de su personal y también el nivel de cobertura.

Si bien la situación de Cochilco no es tan complicada como la de Enami, Aurora Williams destaca que este organismo quedó un tanto “rezagado”, sobre todo si se trata del rol de resguardo del interés fiscal de las empresas mineras. En este sentido y con una mirada de futuro, el Gobierno quiere que tener “un Cochilco fiscalizador de las empresas mineras donde el Estado tiene participación y desarrollando los estudios que permitan tener una mirada de largo plazo, ahí creemos que hay un camino que hacer”.

En cuanto a Sernaogemin, la secretaria de Estado enfatizó sobre la importancia de contar con mejores fiscalizadores, porque si bien durante el Gobierno de Sebastián Piñera se pasó de una dotación de 18 a 70 personas, lo importante para ella es mejorar la calidad y la cobertura.

“No sacamos nada con fiscalizar, no puede ser que se fiscalicen más a las mineras que están más cerca respecto de otras que están en zonas más alejadas, además tenemos el caso de minas que se fiscalizaron y que estaban cerradas. Claramente se produce una mejora, porque antes del accidente de la mina San José, Sernaogemin tenía 18 fiscalizadores y se aumentó a 70, pero hay situaciones que deben corregirse. Por ejemplo, un tema que nos preocupa es la especialización del fiscalizador, para nosotros es importante que sea ingeniero en minas. Tenemos que esforzarnos porque ese sea el perfil, que naturalmente tenga experiencia en terreno, de estar en faena, por lo tanto, es importante la calificación y también lo que tiene que ver con lo cuántico, es fácil decir que se han aumentado fiscalizadores si se presentan falencias, el paso es a la calidad y a la cobertura”, puntualizó agregando que de todas formas existe la posibilidad de aumentar la dotación desde 70 a 90 fiscalizadores.

Fuente: Terra