Chile y Argentina lanzan nueva fase de vigilancia volcánica binacional

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mediante la asesoría técnica de Sernageomin, Argentina busca desarrollar su sistema de monitoreo volcánico, con el objetivo de poder avanzar hacia la observación de los 15 volcanes más peligrosos del país vecino.

La Ministra de Minería Aurora Williams, acompañada del director nacional del Servicio Nacional de Geología y Minería, Rodrigo Álvarez y el Intendente de la Araucanía, Francisco Huenchumilla, con el Gobierno de Argentina, representado por el secretario de Minería y presidente del Servicio Geológico y Minero Argentino (Segemar), Jorge Mayoral, dieron a conocer una nueva fase de la vigilancia volcánica binacional, orientada a dar cobertura conjunta a los volcanes fronterizos Lanín, Maipo, San José, Laguna del Maule y Planchón-Peteroa, además del Copahue, que ya dispone de estaciones del Sernageomin en suelo argentino. La reunión binacional se llevó a cabo en el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (Ovdas), centro de interpretación de datos de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Sernageomin en Temuco.

En la ocasión, la ministra de Minería, Aurora Williams, dijo que “el objetivo de mancomunar los esfuerzos de ambos grupos científicos de Segemar y Sernageomin es robustecer lo que ya existe; ayudar a que Argentina también disponga de una red propia; y analizar las mejores opciones para disponer de información oportuna antes, durante y después de los ciclos eruptivos, sobre todo porque los impactos directos, indirectos, acumulativos y sinérgicos afectan a los dos lados de la Cordillera de Los Andes. En Chile suelen verse los impactos más directos, como por ejemplo los lahares primarios, mientras que en Argentina hay mayor impacto del material particulado en suspensión, que afecta la calidad del aire y la aeronavegación”.

A su vez, el secretario de Minería y presidente de Segemar, Jorge Mayoral, comentó que “en Argentina hay gran preocupación por este tema, y por ello a esta mesa técnica acuden múltiples reparticiones públicas de nuestro país. El interés es avanzar en la creación de un sistema de monitoreo en territorio argentino, aprendiendo para ello de la experiencia del Observatorio chileno. Nosotros estamos conscientes de que para lograr este objetivo, hay que superar varias etapas previas. El foco está puesto en monitorear al menos 15 volcanes que son los más peligrosos para la población de Argentina”.

Por su parte, el director nacional del Sernageomin, Rodrigo Álvarez Seguel, explicó que “en cuanto a impactos, los volcanes no tiene patria. Por eso esta nueva fase está marcada principalmente por el compromiso de asesoría técnica que presta el Sernageomin a su par argentino Segemar, con la finalidad de que los argentinos también comiencen a vigilar volcanes, y que ambos equipos compartan información, como por ejemplo los modelos de dispersión de cenizas hacia y al interior de Argentina”.

Finalmente, el Intendente regional de La Araucanía, Francisco Huenchumilla, comentó que “nosotros podemos aportar la experiencia de tener cerca al Observatorio, inteligentemente ubicado entre el volcán Nevados de Chillán en la región del Bío Bío, y el volcán Calbuco en la región de Los Lagos, que corresponde a la parte más activa de toda América, y aún más cerca de los volcanes Villarrica y Llaima, que son los más activos de todo el continente. Todo este conocimiento obliga a que intendencias y municipalidades promuevan planes de contingencia y evacuación”.

Las autoridades informaron que están en curso reuniones bilaterales para asesorar el establecimiento de la red argentina a partir de los volcanes fronterizos de la Provincia del Neuquén: Laguna del Maule, Copahue y Lanín. Por otra lado, como parte de un acuerdo operacional con la Dirección Meteorológica de Chile, que a su vez reporta al Volcanic Ash Advisory Center situado en Buenos Aires, el Sernageomin ha comprometido el envío de reportes formales llamados VONA (Volcanio Observatory Notices for Aviation).

Cabe señalar que la Red Nacional de Vigilancia Volcánica de Chile dispone de 355 estaciones y nodos de distribución de datos, instalados en los 43 volcanes más peligrosos del país, y actualmente se evalúa la ampliación de la red, que es la más extensa del planeta, seguida por los observatorios de Rusia en Kamchatka, que monitorea a 36 volcanes; Indonesia, con 30 volcanes; y Alaska, con 24 volcanes.

La comitiva argentina también estuvo conformada por el secretario de Articulación Científico Tecnológica, Alejandro Ceccatto; la presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Norma Boero; el director de Gestión Integral de Riesgo de Desastre, Óscar Moscardini; la intendenta de la localidad de Zapala, María Martínez; el administrador nacional de Aviación Civil, Alejandro Granados; el secretario de Promoción y Programa Sanitario, Federico Kaski; y el coordinador de la Dirección de Proyectos con Organismos Internacionales de Crédito del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Leandro Marías.

Fuente: Ministerio de Minería