Actualidad
Tipografía

En la última jornada cayó 10 centavos de dólar, pero la industria lo ve como un evento coyuntural. Advierten que, de persistir el retroceso, las firmas que cuentan con altos costos de producción exhibirían pérdidas e incluso podrían salir del mercado.

Con sorpresa recibió el sector minero la noticia. Ayer el precio del cobre -la industria que reporta los mayores ingresos al fisco- cerró en US$ 2,68 la libra, lo que significa una baja de US$ 0,10 solo en la última jornada y el peor nivel registrado desde el 5 de octubre de 2009.

Si bien reconocieron estar preocupados por la situación, en la industria descartaron por ahora corregir las proyecciones para 2015, que se sitúan entre US$ 2,9 y US$ 3 la libra de cobre. Esto, porque las causas todavía no parecen ser necesariamente estructurales, sino coyunturales.

"No podemos basarnos en datos puntuales para cambiar las perspectivas. Si bien creemos que la tendencia en el mediano plazo es a la baja, seguimos pronosticando un precio en torno a los US$ 3 por libra en 2015", señaló José Tomás Morel, gerente de estudio del Consejo Minero.

Por cada centavo de dólar promedio anual que cae el precio del cobre, Chile deja de percibir US$ 128 millones en exportaciones y el fisco recibe alrededor de US$ 60 millones menos en excedentes de Codelco y tributación de la minería privada, advirtió Álvaro Merino, gerente de estudios de la Sonami.

Lo anterior, explica la atención con la que observa el mercado la caída en el precio del principal mineral del país.

Hay una serie de fenómenos que inciden en la situación actual de los commodities. Además del alza del dólar -que escaló ayer a los $619-, influye de manera directa la caída en los precios del petróleo, que llegó ayer a US$ 45,8 el barril. Esto profundizó la baja cotización del cobre, puesto que se traduce en menores costos de producción para las mineras y, por lo tanto, genera expectativas de que estimulará a las mineras a aumentar su producción.

El panorama internacional está complicado. Además, de la situación registrada por el petróleo, la economía europea no muestra signos importantes de recuperación, Rusia vive un panorama financiero complejo y China muestra un menor crecimiento y una contracción de la demanda interna.

El autoabastecimiento estadounidense y el crecimiento sostenido registrado en ese país han contribuido a una mayor demanda de commodities , pero también ha fortalecido el dólar. "Implica que hay un menor precio del commodity expresado en número de dólares", advirtió Sergio Hernández, vicepresidente ejecutivo de Cochilco. Puntualizó que la situación del país norteamericano tiene signos de ser estructural.

Riesgos en minería

Un menor precio del cobre disminuye los márgenes de las empresas mineras y, dependiendo de la profundidad, puede generar pérdidas, sostuvo Álvaro Merino de la Sonami.

Hernández explicó que el precio del dólar hace que los costos en pesos de las mineras -que son cerca del 40%- bajen significativamente, con lo que suben los márgenes y se enfrenta mejor la baja del cobre. Pero advirtió que cuando los costos totales de producción superan el precio del metal, ciertas firmas podrían paralizarse o salir del mercado. Hoy solo Salvador, de Codelco, tiene costos por sobre el precio del cobre, dijo el ejecutivo.

"Es preciso tener presente que de persistir la menor cotización del cobre se debería producir un ajuste en la oferta, por la menor producción de aquellas compañías mineras que muestran mayores costos, y ello generaría un alza del precio o bien pondría un muro de contención para que la cotización no siga el ritmo decreciente", añadió Merino.

Fuente: El Mercurio