Gobierno y privados estudian cómo paliar el fin del Estatuto de Inversión Extranjera

Actualidad
Tipografía

Mientras el Consejo Minero analiza de manera exhaustiva la reforma, los ministerios de Minería y Economía evalúan mitigaciones, aunque no se sabe hacia dónde se orientarán.

 

"La estabilidad institucional de nuestro país nos permite tomar esta decisión sin afectar las inversiones extranjeras en el país". Esa es la justificación en el proyecto de ley de Reforma Tributaria enviada por el gobierno al Congreso el martes pasado.

Un día después, sin embargo, la ministra de Minería, Aurora Williams, señaló a los miembros de la comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados que esta derogación "da un espacio para que efectivamente existan otros instrumentos que permitan el fomento a la inversión".

En este tema, Minería estaría trabajando con Economía, teniendo como objetivo la necesidad de estimular la instalación de capitales mineros en Chile, debido a la competencia que ha surgido desde Perú.

Entonces, si el cambio no afecta, ¿por qué los estímulos?

"Los estímulos son porque esto de verdad va a perjudicar la ya muy afectada inversión minera", dice el diputado integrante de la comisión de Energía y Minería, Felipe Ward (UDI).

El presidente de esa instancia, Jorge Insunza, explica que las nuevas medidas que estudia el gobierno buscan ser, más que estímulos, señales de que la estabilidad y la seriedad de nuestro país no han cambiado, y que este cambio es necesario y útil dentro de un contexto de seriedad institucional.

Aún así, no son pocos los mineros que no entienden por qué se elimina un mecanismo que ha ido perdiendo peso, pero que aún sirve y que, además, deberá "compensarse".

"Este ministerio solo ha retirado proyectos, no ha presentado nada, y lo que propone, lo hace para paliar lo que ellos eliminan", dice Ward.

En las empresas, por ahora, la idea es también estudiar por dónde y para quiénes podrían presentarse las medidas, aunque las mayores mineras están esperando que el Consejo Minero termine un exhaustivo análisis de la reforma tributaria para recién pronunciarse y medir sus efectos sobre ellas. Y después proponer mitigaciones.

 

Fuente de la noticia: El Mercurio